“Si Senasa no da curso a los pedidos de importación de (principios) activos, la semana que viene tenemos que parar la planta por falta de materia prima”. Así de contudente se manifestaba el responsable de una de las principales empresas de agroquímicos del país respecto de la situación que están viviendo gracias a la “modernización” de los trámites con el Estado.

“Hasta ahora los Certificados de Autorización de Importaciones (CAI) se gestionaban a través de la Mesa de Entradas del Senasa. Esto lo cambiaron al Trámite a Distancia (TAD), pero el sistema se cae a cada rato, no anda y los pedidos se van acumulando sin resolución”, agregó. Según la fuente, por día entran unos 80 pedidos, pero solo se está procesando la mitad. “Nos dicen que ya hay unos 500 acumulados”, agrega.

Sucede que para ciertas posiciones arancelarias, en el proceso de importación debe dársele intervención al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria. La aprobación por parte de la autoridad sanitaria del CAI es fundamental para que el proceso fluya. “Hasta que el Senasa no conforma el certificado, el contenedor espera en el puerto. Pero peor aún es la situación de los que importan fertilizante, porque el barco no puede ser descargado y todo el mundo sabe lo que cuesta cada día de un barco parado”, se queja la fuente que solicita un estricto off the record, pero que ya se cansó de transitar los pasillos del organismo buscando una solución.

Bajo la consigna “simplificarle la vida al usuario”, Modernización promovió la digitalización de los trámites en las áreas gubernamentales. “El sistema es nuevo y se está ajustando, se está trabajando para mejorarlo”, señalan desde el organismo ante la consulta. Al parecer lo que no estaría funcionando es la interfase entre Modernización y el Senasa. “No hay ninguna mano rara. Si algo que la conducción quiere que funcione es esto y acá adentro padecemos el problema igual que las empresas”, señala desde el Senasa, también en off the record.

Con más detalla señalan que cuando el trámite era manual, el CAI se podía hacer en forma gratuita con un plazo de una semana, o pagando para tenerlo en 72 horas o en 24 horas, según la urgencia. Ahora, los cambios propuestos por Modernización movieron todo a gratuito por internet, solo que por ahora el sistema no termina de arrancar.

Lo concreto es que las explicaciones de si el problema está en el sistema de Modernización o en el Senasa no ayudan a calmar el malestar de los industriales que ven elevarse sus costos de producción debido a estas demoras.